¿Por qué realizar el triple lavado de pesticidas?

Cada año son miles de agricultores peruanos que usan envases de productos agrícolas. El correcto lavado y disposición de estos envases contribuye a ahorrar dinero, protege el medio ambiente, además de ser una norma regulada.

Ahorra dinero

Aparentemente es fácil dejar dos mililitros de un pesticida en el envase de 1 litro cuando se aplica el producto. Esto representa el 2% del contenido total. Al no realizar el triple lavado al momento de usar todo el producto, se estaría dejando de aplicar 2% del producto, lo cual puede afectar su efectividad o incurrir en un gasto adicional del 2% para la aplicación. Postergar el lavado de los envases de pesticidas significa mayor dificultad para remover el producto, lo cual se traduce en más tiempo y dinero. No hacerlo en el momento adecuado también puede significar el uso de otros productos agentes, que pueden resultar costosos para el agricultor.

Protege el medio ambiente

El correcto triple lavado de envases de pesticidas reduce el riesgo de contaminar el suelo, el agua de riego y el agua subterránea. Los residuos de productos pesticidas pueden dañar plantas y animales. Realizar el lavado es la mejor prevención y resulta más económico en el largo plazo.

Protege la salud

No se debe enterrar, quemar o arrojar los envases sucios en los campos de cultivo o canales de riego, así como reutilizarlos ya que se pone en peligro la salud de los trabajadores agrarios, sus familias y los consumidores.

Realizar el lavado es obligatorio

El Decreto Supremo N° 001-2015-MINAGRI aprueba el Reglamento del Sistema Nacional de Plaguicidas de uso Agrícola, en su artículo 46.4 establece que los usuarios de plaguicidas de uso agrícola deberán realizar obligatoriamente el triple lavado de los envases usados tan pronto terminen el producto contenido en los mismos y según el procedimiento que se establezca, el mismo que ya fue oficializado por el SENASA a través de la R.D.Nº 0033-2015-MINAGRI-SENASA-DIAIA.

En resumen, realizar el triple lavado es una práctica que trae muchos beneficios económicos y ambientales para el usuario agricultor. Además, es una práctica que ayuda a salvaguardar la salud de la población. Es importante recordar que los envases utilizados deben ser colocados en los puntos de acopio indicados por SENASA.

Deja un comentario